sábado, 4 de diciembre de 2010

Percepción social y ejercicio profesional

De forma sumamente rápida construimos una imagen y nos formamos una opinión de situaciones y de cualquier persona que nos encontramos por primera vez. La percepción de las características y calidades externas de los demás, la intencionalidad que atribuimos a su conducta, la descripción de los principales rasgos de su personalidad… son solo algunos de los aspectos que caracterizan la percepción interpersonal. La edad, el sexo, sus primeras palabras, la apariencia física, la nacionalidad, raza, etc. tienen un importante peso en la vida cotidiana y en el ejercicio profesional; todo es interpretado desde nuestra experiencia, nivel de conocimientos, emociones, escala de valores, ideología, etc. En este contexto la breve intervención inicial de Joaquín Sánchez sirvió para ejemplificar lo que estamos diciendo; y ha mostrado hasta que punto somos capaces de poder expresarlo por escrito y verbalmente.

Joaquín Sánchez es un Sacerdote cuya labor de compromiso y entrega a los demás ha sido reconocida con el premio Solidario Anónimo 2009, un premio concedido por la Universidad de Murcia y la Plataforma de Voluntariado de la Región de Murcia; Joaquín Sánchez es autor de varios libros y miembro del Foro Social de la Región de Murcia y de la Alianza Regional contra la pobreza; y especialmente vinculado con el Centro Penitenciario de Sangonera la Seca, el psiquiátrico, el centro de mayores “San Basileo”, etc.

En las distintas intervenciones que sucedieron a sus primeras palabras nadie apunto que era Sacerdote; se le califico como persona dinámica que realiza ayuda social, persona con voluntad de ayudar, trabajador social, trabajador de asociaciones de desfavorecidos, colaborador voluntario de acción social, animador social, terapeuta ocupacional, educador social, psicólogo…

Sin lugar a dudas, esta característica de nuestro sistema cognitivo en relación con la percepción social tiene sus ventajas e inconvenientes ¿Hasta qué punto estas características de la percepción social influyen en el ejercicio profesional? Deja tu comentario, tu punto intentando que no supere las 150 palabras

37 comentarios:

  1. En realidad en este caso nuestra percepción no nos falló del todo, porque Joaquin trabaja en todas esas cosas que dijimos y además es sacerdote.

    Noelia Máiquez

    ResponderEliminar
  2. Las ventajas de saber percibir a quien tenemos delante o lo que tenemos delante es el primer eslabón de una cadena jerárquica, que sin ello no desempeñaremos nuestra profesión eficazmente, dado a que según nuestra percepción haremos un buen o mal trabajo. Aún estamos verdes pero prosperaremos.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Todos solemos dar una percepción social y generalmente puede que nos equivoquemos ya que cada uno tiene impresiones distintas escuchando las mismas cualidades, es decir, todos interpretamos cada cosa desde un punto de vista distinto, y esto puede ser muy perjudicial en nuestra profesión ya que debemos de conocer a nuestros clientes y no dar por sentado una simple percepción.

    Inma Caballero

    ResponderEliminar
  6. A mi, supongo que como a todos, me dejó muy sorprendida que un sacerdote supiera de economía y además que viniera a darnos una charla de eso cuando normalmente eso no entra dentro de su profesión. La verdad es que me gusto mucho la charla y creo que nos sirvió de mucho para ver de quien es verdaderamente la culpa de que muchas familias no tengan ni para comer.
    LUCIA ATAZ CAMPILLO

    ResponderEliminar
  7. Nosotros tenemos un concepto diferente de sacerdote, por eso no identificamos a Joaquín como tal. Nuestra percepción nos falló. La actuación de Joaquín parecía más de un trabajador social, un terapeuta ocupacional, un educacional así que lo identificamos así en lugar de con su profesión de sacerdote. La verdad es que debería haber más personas en la iglesia como Joaquín, que se preocuparan tanto por las personas y que no las vean como clientes, como dijo él.

    Miriam Mateos Almansa

    ResponderEliminar
  8. En mi opinión, nos sorprendió a todos que Joaquín fuese de profesión sacerdote; ya que hoy en día (sea por los medios de comunicación u otra razón)no tenemos una buena imagen de los sacerdotes.
    Joaquín demostró que la mejor manera de conocer los problemas de los mas necesitados es estar al lado de ellos y conocerlos in-situ. Asi, si se puede actuar adecuadamente para con los mas necesitados.
    CARMEN MARIA GALIAN JIMENEZ

    ResponderEliminar
  9. Sorprendente la actitud tan simpática y optimista de este hombre, sobretodo teniendo en cuenta que se mueve en algunos sectores en lo que hay que tener, entre otras cosas, un gran carisma para saber llegar a la gente.
    ''Mi iglesia está donde está la gente''dijo al final de la charla, promoviendo un verdadero cristianismo en el que la principal motivación es ayudar al prójimo. Como ya ha comentado una compañera, ojalá hubiera más personas como Joaquín en la Iglesia actual.
    Javier D. Alburquerque Béjar

    ResponderEliminar
  10. Personalmente,una parte de mí intuía que la profesión de Joaquín no era trabajador social ya que sería demasiado sencillo averiguarlo por los datos que nos brindó sobre las actividades que desempeña enfocadas al desarrollo social. sin embargo, mi percepción fué mas encaminada a la profesión de educador social o terapeuta ocupacional...en ningun caso sacerdote. conocer a Joaquín, un sacerdote totalmente distinto a lo que se viene anunciando, creo que es una buena forma abrir nuestra percepcion para no obcecarnos con nuestros prejuicios.

    Rocío Aroca Tapia

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. La clase del otro día nos sirvió también para darnos cuenta que muchas veces las cosas no son como aparentan, ya que ninguno de nosotros nos dimos cuenta de que Joaquín era sacerdote.

    Por otro lado el concepto que tenemos hoy en día de sacerdote es totalmente opuesto a la personalidad de Joaquín.
    Una persona dinámica y comprometida en muchísimas causas como bien nos explicó, como trabajar con presos o discapacitados.
    No lo vinculamos con un sacerdote ya que como el mismo nos dijo, no tenía muchos compañeros sacerdotes que hiciesen algo parecido a él.
    Me gusto mucho la charla, nos quitó la venda de lo que muchos pensamos sobre la Iglesia. Y seguramente la próxima vez, no nos cerraremos tanto a la hora de hacer percepción social.

    Para finalizar mi comentario solamente añadir que estas clases prácticas son estupendas ya que aprendemos mucho más rápido y mejor que en muchas teóricas porque lo nuestro es tratar y ver a las personas.

    Sara Díez Ortín

    ResponderEliminar
  13. En nuestra futura profesion tenemos que tener muy en cuenta la percepción que obtenemos en la primera entrevista, se ha dicho siempre que la primera impresion es lo que vale, aunque yo no estoy muy de acuerdo con esto ya que hay veces que tienes que hablar largo y tendido para conocer a una persona, tal como nos paso la mañana que aparecio el sacerdote, no supimos a que se dedicaba, era todo lo que digimos y un poco mas.
    Mª Angeles Garcia Garcia

    ResponderEliminar
  14. Creo que todos nos sorprendio mucho la verdadera profesión de Joaquin ya que nadie se esperaba que fuera sacerdote y esto es un claro ejemplo de que no debemos fiarnos de la primera impresión y aguardarnos de los diferentes factores que rodean a una persona para dar una impresión más exacta.Pero de cualquier modo alabar el gran trabajo de Joaquin,que me dejo muy marcada.
    ELISA LOPEZ GARCIA

    ResponderEliminar
  15. Desde mi punto de vista, me ha impactado y no me esperaba que Joaquín fuese sacerdote. Me ha hecho ver que aún quedan personas que llevan a cabo el verdadero fin de la Iglesia, haciendome cambiar un poco mi postura frente a ésta. Si todas las personas que la componen tomaran como ejemplo a los que son como él las cosas serían de otra manera.

    ResponderEliminar
  16. Si al terminar Joaquín de hablar me hubieran dicho que este se dedica a la política o a dirigir una gran empresa me habría quedado igual de sorprendida o quizá más. Con esto quiero decir que hay ciertas profesiones con las que ya de antemano tendemos inconscientemente a encasillar a las personas que en ellas se encuentran y en realidad tendríamos que ser capaces de ver más alla y alejar cualquier estereotipo de nosotros.

    MAR HERNÁNDEZ ESCRIBANO

    ResponderEliminar
  17. La percepción que me causo Joaquín mientras exponía su testimonio era de una persona voluntaria con mucha entrega hacia los colectivos de exclusión social, o quizás de un profesional de trabajo social, educación social o psicología. Lo sorprendente es que nunca hubiese pensado que la persona que teníamos delante se tratase de un sacerdote, quizás por el encasillamiento que hacemos de estas profesiones o por que la entrega de Joaquín fuera de la parroquia no se asemeja a las funciones de un párroco.

    MIGUEL ÁNGEL PEÑA MARTÍNEZ

    ResponderEliminar
  18. Joaquín Sánches se evidenció como un verdadero profesional del ámbito social cautivado por los colectivos humanos, su entrega y su pasión por promover el cambio social me dio esa primera impresión y pensé que era un "Trabajador Social". Ahora bien, despúes de que culminó su testimonio reveló que era un sacerdote, fue impresionante descubrir que nuestra percerción social se ve límitada por esa primera impresión. Por tanto, la influencia de la percepción no siempre es verdadera porque nos fijamos en los hechos sorprendentes y no en los detalles pequeños que nos pueden decir algo más.

    GISSELA MANOTOA ALABARRACIN

    ResponderEliminar
  19. Como punto de partida he de decir, que la pecepción social es importante para hacernos con una idea de la persona que tenemos delante. La mayoría de las veces jugamos con la intuición, pero nuestra capacidad de observación nos ayuda para hacer nuestra valoración.Digo esto al hilo de la intervención de Joaquín Sánchez. Yo en él vi, un ser extraordinario que daba confianza al hablar y al mismo tiempo sabía transmitir con toda naturalidad aquello que decía,y que sentia seguro de sus explicaciones. En particular diré que cuando dijo "que se dedicaba a escuchar a la gente" me llego muy dentro. Ya que hoy en día no tenemos tiempo para escuchar a los demás. Aquí me hizo pensar que era sacerdote.
    Manuela Franco García

    ResponderEliminar
  20. Personalmente tengo que reconocer, como creo que la mayoría de nosotros que para nada se me pasó por la cabeza que Joaquín fuera sacerdote...ya que actualmente tenemos un vision de ellos muy diferente, la cual se han ganado ellos, por supuesto. De todas formas opino que no hay que darle mayor importancia ya que pienso que no por eso gana más o al revez puesto que su trabajo sigue teniendo el mismo valor, el cual es inmenso y admirable.
    Por otro lado me parece justo su premio al solidario anónimo porque se lo gana día día.
    En cuanto a nuestra percepción creo que no acertamos con la profesión simplemente porque no tenemos ese concepto de sacerdote... pero opino que tiene muchísima importancia en nuestro trabajo y tendremos que trabajar en este aspecto, que sin duda lo lograremos.

    LAURA RAMÍREZ CEGARRA

    ResponderEliminar
  21. De acuerdo que nos costo adivinar que Joaquin era un sacerdote, pero en lo que nadie dudo y todos coincidimos fue en que tenia una gran calidad humana. Que mas da que sea sacerdote, trabajador social, funcionario de prisiones...Esta primera percepcion nos permitio ver en su interior, acertar lo que es a nivel humano, lo cual tiene mucho que ver con nuestra profesion, pues no hay que quedarse en el status profesional o social de la gente, sino percibir lo que hay debajo.

    ResponderEliminar
  22. Todos alguna vez hemos juzgado la personalidad de una alguien nada más verla,a veces acertamos,como cuando dijimos que Joaquín era sociable y amable,otras no tanto,pues no nos imaginabamos que Joaquín era sacerdote,aunque sabíamos que tenía dotes de tener un gran corazón.Fue una charla muy instructiva sobre como conocer realmente a las personas.

    María Jiménez Ortiz

    ResponderEliminar
  23. Ojalá hubieran muchísimas personas en el mundo como Juaquín. Desde el primer momento que entró por la puerta de clase transmitió mucha confianza. ¡MI IGLESIA ESTÁ DONDE ESTÉ LA GENTE!, una frase que nos dejó muy sorprendidos, hoy en día hay muy poca gente que ayuda a los más necesitados sin ninguna recompensa económica. Un gran corazón el de Juaquín.

    Francisco José Martínez

    ResponderEliminar
  24. Dicen que el habito no hace al monje,y es bien cierto despues de haber conocido a Joaquin: Se tiene un concepto diferente de los sacerdotes.Solo con verlo se percibe en el una bondad que trasmite una gran sensación de humanidad .
    MARIA MARTINEZ

    ResponderEliminar
  25. Realmente me sorprendió la forma de ser y de actuar de Joaquin, quien se iba a imaginar que fuese cura.

    Desde mi punto si todos los sacerdotes fueran asi de solidarios y se implicaran con los mas desfavorecidos tendria un mayor reconocimiento social.

    ResponderEliminar
  26. En esta ocasión, la percepción social no falló a todos o casi todos, nuestra capacidad de conoces o saber cómo es una persona a primera vista aun no la hemos desarrollado, como futuros trabajadores/doras sociales la desarrollaremos con el tiempo pero aún estamos un poco pegados sobre este tema.
    Cuando vi entrar a Joaquín nunca pensé que sería un sacerdote y cuando lo dijo todos nos quedamos un poco sorprendidos ya que ningún sacerdote en la actualidad realiza todos los trabajos que Joaquín realiza, es una hombre de gran calidad y con un corazón enorme, ningún sacerdote hace lo que él hace, pero en general, si todos fuéramos como él quizás las cosas irían mucho mejor en el mundo. Es una persona digna de admirar.

    Selene Blaya Llorente

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. la verdad esqe me sorprendió mucho cuando dijo que era cura pero si todos fueran como él la verdad esque el mundo iría mejo, poruque hay muchas personas que necesitan ayuda y no tienen la suerte de tener a alguien que les ayude como en este caso Joaquín.

    ResponderEliminar
  29. A mi me gusto mucho esta clase porque me sirvió para darme cuenta de cuanta importancia le damos a las primeras impresiones y de lo importantes que son a la hora de tener que hacer un diagnóstico de una persona. En mi caso no di ni una en todo el ejercicio que expuso Joaquín y aprendí mucho sobre el tema del que habló, la crisis financiera, ya que no tenía muy claro algunos conceptos que el explicó y así me hizo interesarme por el tema. Además de que no pensé que fuese cura aunque tiene toda mi admiración y respeto por la labor que realiza.

    María Meneses Costa

    ResponderEliminar
  30. En mi opinion fue muy sorprendente cuando dijo que su profesion era todo lo que habiamos dicho pero que en realidad era cura.Me sorprendio bastante y nunca hubiese relacionado a esta persona co su profesion real.Ademas fue una charla bastante entretenida e interesante.

    MARI CARMEN RUIZ MENDEZ

    ResponderEliminar
  31. Me parecio super fuerte puesto que hoy en dia no se ven a personas asi, y menos de esa profesion (cura) me recordo a la finalidad primordial del cristianismo que es ayudar y que muy pocos mienbros del catolicismo hoy en dia cumplen, me parecio un hombre digno de admirar y con mucha sabiduria, me encanto fue super interesantisimo.

    Cristina García Gonzaléz.

    ResponderEliminar
  32. De todas y de cada una de las charlas que nos imparten aprendes algo, pero ésta realmente nos sorprendió. De todas formas creo que tenemos, en general, un concepto muy negativo sobre el catolicismo. Si bien es cierto que, hay cosas que no son adecuadas, hay personas como Joaquín que hacen que la Iglesia cobre valor.

    ResponderEliminar
  33. Para mí fue impresionante no el hecho de que Joaquín fuese sacerdote (qué también), sino la cantidad de trabajo que llevaba a cabo en distintas asociaciones, ayuntamientos y proyectos de todo tipo. Me quede con ganas de preguntarle si le daba tiempo a descansar.
    Pese a ser sacerdote, tiene sus ideales muy bien definidos, algo que considero muy importante pese a la influencia que le pueden influir tanto esta como personas de su entorno.
    Tengo que resaltar la buena explicación con la que nos deleitó acerca del sistema económico existente en la actualidad, sus fallos y mentiras, las posibles alternativas y los que deben de tomqar iniciativas en estas alternativas.

    ResponderEliminar
  34. Me gustan este tipo de clases, ya que creo que es algo beneficioso para nosotros porque como dijo Conrado cuando acabemos la carrera sabremos elaborar perfectamente el diagnóstico de una persona cuando se ponga delante de nosotros y nos hable durante un tiempo y también decir que así se hacen más amenas las clases. No supimos descubrir del todo su profesión aunque si que estuvimos cerca y he de decir que me llamó muchísimo la atención que resultara ser un sacerdote y tuviera esa gran capacidad de ayudar a la gente, en definitiva estuvo muy interesante esa clase.


    ANDREA GONZÁLEZ JIMÉNEZ

    ResponderEliminar
  35. Me pareció una clase muy interesante, ya que en ella aprendí a distinguir a una persona según las pinceladas que nos diera. Aunque no acertemos sobre tipo de persona que era, tuvimos la experiencia de poder ver a una persona muy dinámica, ya que me pareció una personal genial.
    FRANCISCO JAVIER AZNAR PÉREZ

    ResponderEliminar
  36. Con este tipo de clases es con las que verdaderamente se aprende y te das cuenta de lo que conlleva este trabajo, me parecio muy interesante la labor que realiza Joaquin, deberia haber mas personas como él.
    Con estos ejercicios de intentar reconocer la profesion de una persona aprendes a observar y a escuchar y poco a poco , intentas ver desde otra perspectiva para conseguir un buen resultado.Que al fin y al cabo, de esto va a tratar nuestra profesión.

    Maria Garcia Tortosa

    ResponderEliminar